Compartir

Ejercicio, la mejor medicina para la Diabetes

La persona que padece diabetes debe hacer ejercicio como medida general y bajo control médico, por lo que daremos las siguientes recomendaciones generales para fomentar este buen hábito: realizar el ejercicio una hora después de haberse alimentado y no más de tres horas después, nunca hacerlo en ayuno, utilizar ropa cómoda (holgada), usar calzado para ejercicio (tenis o en su defecto calzado cómodo y suave) y cuidar que los resortes o calcetines no obstruyan la circulación sanguínea. Recuerde que el ritmo del ejercicio y de la respiración dependen de su condición física sin provocar fatiga.

El programa de ejercicios debe llevarse a cabo diariamente o al menos cinco veces por semana y consta de tres partes:

Primera parte: Realizar por 20 minutos una de las siguientes actividades: caminata, natación, bicicleta, caminadora, escaladora elíptica o esquiadora.

Segunda parte: Ejercicios de pie. Se requiere de un bastón o palo de escoba de un metro de longitud aproximadamente. Realizar cada movimiento diez veces.

Tomar el bastón por los extremos y por enfrente del cuerpo:

1.- Levantar los brazos con codos extendidos hasta que toquen las orejas. Bajar los brazos.
2.- Balancear los brazos como cuna con codos extendidos hacia el lado derecho e izquierdo del cuerpo, hasta la oreja respectiva.
3.- Colocar el bastón en la nuca, descansando sobre los hombros. Bajarlos nuevamente.
4.- Colocar el bastón frente al pecho con codos extendidos, pegarlo al pecho doblando codos y cuidando no bajarlos.
5.- Girar el bastón con una mano a la altura de la cabeza y la otra a la altura de la cintura (como bastonera).

Colocar el bastón por detrás del cuerpo, a la altura de los glúteos, separar las manos 30 cm. y:

1.- Llevar el bastón a la cintura y bajarlo.
2.- Con codos extendidos, empujar el bastón hacia atrás con ambas manos.
3.- Tomar el bastón con la mano derecha pasándolo por arriba del hombro del mismo lado y recibirlo con la mano izquierda a la altura de la cintura. Alternar.
4.- Poner las manos en la nuca, con piernas separadas y girar el tronco hacia la derecha e izquierda.
5.- Poner las manos en la cintura y mover el tronco hacia los lados.

Tercera parte: Acostado boca arriba y sin zapatos. Descansar piernas sobre almohadas colocadas desde los muslos hasta los tobillos, cuidando que el corazón quede más abajo que los pies. Hacer 30 veces cada movimiento con ambos pies al mismo tiempo.

1.- Hacer círculos hacia la derecha.
2.- Hacer círculos hacia la izquierda.
3.- Hacer puntas y talones.
4.- Hacer puntas de los pies hacia la derecha y hacia la izquierda.
5.- Bajar los pies de la cama, dejándolos colgados hasta que recuperen su color original.
6.- Repetir los puntos anteriores, tres veces cada uno.

Dejar un Comentario