Compartir

La importancia de la autoestima en el Adulto Mayor

Por autoestima en el adulto mayor debemos entender la importancia y el afecto que se tiene a sí mismo. Para crearse dicho autoconcepto, el adulto es capaz de conocerse, valorarse y percibirse, incluso en condiciones adversas de la vida.

La construcción del concepto de autoestima se forma de la interacción de tres esferas principales: la primera es el Yo (mi manera de actuar, mi manera de ser más conocida). La segunda es lo que influye en mi mundo cercano (mi familia, mis amigos, mis relaciones sociales). Por último, la tercera esfera es la interacción cultural y los conceptos que existen en ella. Por ejemplo, en una sociedad donde el Adulto Mayor es valorado culturalmente y es apreciado por sus conocimientos y sabiduría, es menos probable que se presenten graves problemas de la autoestima, como el constante deseo de morir, ya que esta percepción social ayudará a que el anciano tenga un lugar especial en ese grupo en particular. Por el contrario, en las sociedades modernas el adulto mayor tiene mayor dificultad de conocerse y valorarse, ya que el reconocerse viejo es uno de los valores más criticados y por lo mismo es excluido.

La importancia del autoestima radica entonces en que dará pauta a nuestras conductas en el andar cotidiano. Para algunos investigadores, la autoestima en el adulto mayor puede ser alta o positiva cuando la persona se reconoce como importante para sí y los demás, tiene deseos propios, los expresa y defiende; cuando enfrenta las crisis, los cambios y las pérdidas, cuando reflexiona, busca apoyo e información y cuando busca autonomía y la disfruta. Pero también puede presentase una autoestima baja o negativa, como cuando el adulto mayor tiene una poca aceptación de sí mismo, cuando cree que por su edad no sirve o es un estorbo, cuando no acepta los cambios en su cuerpo y se deprime, cuando es negativo, cascarrabias, pesimista y le cuesta dar y recibir afecto.

Otro punto a tener en cuenta es que la baja autoestima no permite el control de nuestros propios pensamientos, sentimientos y emociones, por lo que constantemente se recurre a la aceptación de todo aquello que nos sugieren los demás para nosotros mismos, perdiendo la guía de nuestras propias ideas y pensamientos. Cuando se tiene baja autoestima es común sentir una gama de sentimientos negativos como: miedo vergüenza, abandono, rabia, resentimiento, desconfianza, falta de respeto, falta de valía, falta de poder, soledad, aislamiento y pérdida del respeto por sí mismos. A continuación veremos cuáles son algunas de las técnicas más recomendas por especialistas para recuperar la autoestima:

1.-Reconocer sus cualidades antes que las de los demás.

2.-Aceptarse tal y como es, esto brinda seguridad, confianza y amor.

3.-Aceptar sus sentimientos más comunes, es importante conocer qué situaciones nos hacen sentir incómodos y qué sentimos ante la incomodidad, así como reconocer las actividades, momentos y situaciones que nos hacen sentir de manera agradable.

4.-Cuidarse a si mismo, aprender a ser independiente y a no depender de los demás.

5.-Aprender y atender sus propias necesidades. Con ello nos referimos no únicamente a las necesidades físicas, sino también a las necesidades de descanso y de diversión.

6.-Alimentas su cuerpo y espíritu. La salud mental y física caminan de la mano. Lo más importante es reconocer cómo es nuestro estilo de vida, cómo éste influye en nuestras actividades diarias y en nuestras actitudes.

7.- Practicar ejercicio de acuerdo a nuestras posibilidades físicas. El aumento de las endorfinas modifica también nuestra actitud.

8.- Cuide el consumo de destensores paliativos como pueden ser el alcohol y las drogas, así como sustancias para dormir.

9.-Examine cómo es su toma de decisiones, ¿las toma por usted mismo?, ¿las comparte con los demás?, ¿decide lo que los demás piensan aunque no esté de acuerdo?

10.- La vergüenza es un sentimiento profundo que inmoviliza, conoce cuáles son las cosas que más le provocan este sentimiento y cómo lo puede evitar. Este sentimiento está muy ligado con ideas de fracaso. Es necesario procurar la realización de actividades donde el “equivocarse” sea incluso motivo de diversión y aprendizaje.

11.- Amarse a sí mismoes es vital. La felicidad nace de uno mismo, es cuestión de sentir las pequeñas cosas que suceden entorno a uno.

12.- Dése la oportunidad de pensar que las cosas no son “blancas” o “negras” únicamente.

13.- Disminuir la tensión de su vida diaria a través del ejercicio, cambio de actitud, organización de horarios y mejora del uso del tiempo libre.

14:- Aceptar que no se puede cambiar a los demás, esto elimina sensaciones de frustración y enojo. cada persona es muy distinta.

Esperamos que todo lo anterior sea de utilidad para reconocer la importancia de esta palabra en la guía de nuestra vida, así como empezar a fomentar otro tipo de relaciones con los demás donde pondere la creatividad y la búsqueda del respeto individual.

1 Comentarioen este Artículo

  1. Cristina Ortiz

    Artículo interesante. Me gustó mucho.

    Responder

Dejar un Comentario