Compartir

¿Qué es la endodoncia?

La palabra endodoncia proviene del griego Endo, que significa “dentro”; y Odontos, que significa “diente”. El tratamiento endodóntico trata el interior del diente. Si una caries infecta la cámara pulpar donde se encuentra el nervio, la única forma de salvar el diente sin extraerlo es con un tratamiento del conducto radicular.

Dentro de la dura cubierta exterior del diente hay una pulpa formada por vasos sanguíneos, vasos linfáticos y nervios que nutren al diente. Los conductos radiculares que contienen la pulpa se extienden hasta la parte terminal de la raíz y llegan al hueso.

Una caries profunda o una lesión en la superficie del diente puede ocasionar graves daños e infecciones en los nervios y vasos de la pulpa. La endodoncia o tratamiento de conductos consiste en limpiar la cámara pulpar, así como los conductos infectados y colocar después un material de obturación para sellar esos espacios que fueron previamente limpiados y desinfectados.

¿Cómo se sabe cuando es necesaria una endodoncia?

El tratamiento es necesario cuando la pulpa dental se inflama o se infecta. Puede haber varias causas de inflamación: caries profunda, procedimientos dentales repetitivos, una fractura en el diente debido a algún golpe, etc. Si la inflamación o la infección de la pulpa no se trata, puede causar dolor y/o formar un absceso.

Señales de una pulpa afectada son: dolor espontáneo, sensibilidad prolongada al frío o al calor, cambio de color del diente, inflamación y molestia en la encía alrededor del diente afectado. Sin embargo, en algunas ocasiones estos síntomas pueden no presentarse.

¿Cuántas sesiones son necesarias para la realización de una endodoncia?

Las sesiones dependen del estado en el que se encuentre en ese momento el diente y el tipo de diente que se trate (incisivo, premolar o molar). Un diente con infección y con varias raíces requerirá de más sesiones que uno que no tenga infección y con menos raíces. Sin embargo, normalmente el tratamiento puede realizarse en una sesión.

¿Necesita algún cuidado especial el diente donde se ha practicado una endodoncia?

Sí, le aconsejamos masticar o morder del lado contrario hasta que su odontólogo se lo haya restaurado. El diente no restaurado es susceptible a una fractura. Deberá entonces tener una buena higiene oral que incluye: cepillarse, pasarse el hilo dental y hacerse chequeos y limpiezas de rutina.

Contenido patrocinado por la revista Sin-cuenta y más…
Autor: Dr. Octavio E. Ábrego Ábrego (Odontogeriatra).

Dejar un Comentario