Compartir

Glándulas mamarias, inseparables compañeras por el viaje de la vida.

En las glándulas mamarias es donde físicamente se nota que el tiempo pasa irremediablemente. Existen diferentes etapas por donde las mamas atraviesan; durante la pubertad es donde se desarrollan y crecen por efecto de los estrógenos, permaneciendo así hasta que, si hay embarazo, aumentan de dimensión y se preparan para la lactancia. En el periodo posmenopáusico, alrededor de los Sin-cuenta y más… años, las glándulas mamarias van disminuyendo lentamente de tamaño hasta llegar a un volumen muy pequeño.

La mama se compone de dos partes fundamentales: la glándula mamaria, que es propiamente el tejido mamario, y el tejido graso, encargado de darle forma, sostén y llenura al seno. La glándula mamaria como tal se degenera por la declinación de los estrógenos. El tejido graso que rodea a la mama disminuye por el paso de los años, pero también intervienen otros factores: complexión de la persona, herencia, número de hijos, edad a la que se presentó la menopausia y utilización -o no- de terapia hormonal de reemplazo.

Dentro de los cambios que sufre la mama es importante mencionar que en todo momento hay que explorarlas, sin importar la edad. Es un mito que “de viejitas” ya no es necesario explorarse, ¡al contrario!, es cuando más hay que hacerlo porque el riesgo de Cáncer sigue latente. Si al explorarse usted nota un abultamiento, una zona dura, salida de secreción a través del pezón, dolor, cambio de color, piel gruesa o cualquier alteración que le parezca rara acuda a su médico, no lo deje para después. Peor aún, no calle por pena lo que le sucede porque puede estar perdiendo tiempo valioso.

Actualmente existen varias alternativas de tratamiento y la posibilidad de curarse de condiciones en sus glándulas mamarias. Si se detecta a tiempo cualquier problema -hasta el Cáncer- es curable en su etapa inicial. Hay que realizarse la mastografía cada año como parte de nuestros chequeos generales. Recuerde que nunca es tarde para cuidarnos.

Dejar un Comentario