Compartir

Cáncer de mama, una carrera contra el tiempo

La mama es el segundo sitio con mayor presencia de Cáncer femenino, seguido del cervicouterino. Se puede presentar desde los 30 años y su aparición va aumentando, siendo los 60 años la edad promedio de la enfermedad. Entre los 40 y 44 años es la causa primordial de muerte considerando a todas las enfermedades. Las mujeres cuyas madres o hermanas tienen Cáncer de mama presentan más posibilidad de padecerlo que otras. El riesgo es mayor cuando esta enfermedad se presenta durante la menopausia, cuando ha sido bilateral y al encontrarse presente en dos o más parientes de primer grado.

Las pacientes que tienen bebés después de los 35 años, las que tienen menos de dos embarazos y las que amamantan con poca frecuencia presentan mucho más posibilidades de padecer Cáncer de mama. El inicio temprano de las menstruaciones -antes de los 12 años- y la menopausia tardía -después de los 50- también aumentan el riesgo.

El Cáncer de mama es más frecuente en las mujeres de raza blanca y en países desarrollados que en desarrollo. Las pacientes de mayor riesgo deben estar en vigilancia y control adecuado; los programas de detección que incluyen exploración mamaria periódica y mamografía son las acciones a seguir para mejorar la supervivencia; sin embargo, la mayoría de las mujeres que desarrollan Cáncer de mama no tienen factores de riesgo identificables de forma importante.

El potencial de crecimiento y la resistencia de cada persona puede variar ampliamente de paciente a paciente y puede alterarse durante la evolución de la enfermedad. El tiempo de duplicación de las células del Cáncer de mama varía desde semanas en una lesión de crecimiento rápido hasta casi un año en una de crecimiento lento. Considerando que la velocidad de duplicación es constante y el Cáncer se origina en una célula, un Cáncer con tiempo de duplicación de 100 días pudiera no llegar a un volumen detectable clínicamente (un centímetro) en ocho años. Por otro lado, los cánceres de crecimiento rápido tienen una evolución clínica más corta y mayor tendencia a la diseminación a los ganglios o sitios más distantes.

La determinación de la etapa clínica del Cáncer se hace con base en el tamaño de la lesión, su localización y la presencia de ganglios en axila o en sitios superiores a las clavículas. La clasificación histológica depende de los resultados encontrados en la biopsia o en la mastectomía. Los resultados de la clasificación clínica por etapas se utilizan para diseñar el plan de tratamiento y, junto con la clasificación histológica, permiten tener un valor pronóstico de la enfermedad. Existen tumores muy agresivos por su tipo histológico, lo que los hace de peor pronóstico.

El dolor de la espalda o en algún otro hueso, las molestias generalizadas y la pérdida de peso pueden deberse a las metástasis (propagación de un foco canceroso en un órgano distinto de aquel en que se inició), las cuales pueden afectar cualquier órgano, pero con mayor frecuencia se presentan en huesos, hígado y pulmones. Cuanto más grande es el tumor y los ganglios axilares estén tomados, mayores serán las metástasis a sitios distantes. El 70% de los tumores de mama no duelen, muy pocos producen erosión, retracción o secreción por el pezón (los benignos son los que más producen secreción).

El tratamiento varía desde la simple extirpación del tumor, hasta la extirpación de los ganglios de axila. También puede aplicarse la cuadrantectomía (sólo se extirpa un cuadrante de la mama, conservándola casi normal) o la mastectomía con la extirpación de ganglios de axila y los tratamientos complementarios de quimioterapia, radioterapia y hormonoterapia.

Realizar la mamografía, complementada con el ultrasonido mamario de forma anual, es el mejor instrumento para la detección temprana del Cáncer de mama. Cuando se detecta en la mastografía un tumor que no es palpable, se realiza su extirpación para poder identificarlo bien; si la lesión tiene bordes sin tumor, se considera curado el Cáncer. Recuérdelo muy bien, si se detecta a tiempo, el Cáncer de mama es totalmente curable.

Dejar un Comentario